Dhutopya (+18)

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Cristal del Clima
Príncipe de Cristal
Guardianes
Últimos temas
» Escape en la rutina
Jue Ene 22, 2015 8:39 am por Alice

» mil disculpas y convocarlos nuevamente.
Jue Oct 16, 2014 1:30 pm por Cronotheius

» El poder del centro de la tierra
Sáb Oct 11, 2014 11:03 pm por Irina Atkinson

» La turba de la rebelión (para todos los que quieran unirse)
Dom Oct 05, 2014 10:21 pm por Trixy

» Semana de exámenes.
Lun Jul 14, 2014 5:55 pm por Yuri Atza

» Opalo, Guerrera de las Flores
Vie Jun 20, 2014 11:54 pm por Opalo

» La profecía de Jankovah
Miér Mayo 21, 2014 9:12 pm por Trixy

» Toxic Trixy
Jue Mayo 08, 2014 7:01 pm por Trixy

» Sombras tenebrosas
Vie Mayo 02, 2014 5:19 pm por Cissa

Opalo, Guerrera de las Flores

Vie Mayo 18, 2012 2:32 pm por Opalo



<<Opalo parece otra cuando baila. Se ve mayor, madura, misteriosa. La destreza y agilidad de su cuerpo le hace casi brillar. La mente de Opalo entra en trance, no existe el mundo, solo su cuerpo haciendo, viviendo música. Cuando la última nota suena, ella sale del letargo y en un parpadeo vuelve a ser ella, joven, inocente, un libro abierto, sin nada que ocultar>>


Comentarios: 7

staff
Staff

Irina Atkinson

Ir abajo

Irina Atkinson

Mensaje  Irina Atkinson el Dom Mar 24, 2013 1:15 am


Nombre: Irina Atkinson

Edad: 32 años

Ser: Mundana

Tipo: Humana


Profesión Neurocirujana

Apariencia: Piel bronceada por el sol, de talla alta y figura desarrollada por completo, apropiada para una mujer de su edad, facciones angulosas y a cierta medida bruscas, pómulos pronunciados y nariz alargada y "rumana", ojos profundos y labios carnosos, notoriamente carnosos, muy latinos. Su cabello es caoba y rizado al natural, aunque de vez en cuando cambia de peinado. Sus dedos son alargados, "de pianista", con años de práctica para tener pulso preciso, aunque Irina ve sus dedos más finos de lo que le gustaría. Muslos bien desarrollados, caderas anchas, cintura notable y busto moderado. Ceñuda de naturaleza, parece estar siempre inquisitiva con todo el mundo, como si esperara explicaciones o no creyera en el resto de la gente.

Datos Psicológicos: Extremadamente dedicada a su trabajo, es del tipo de personas que tiene por lema "Si vas ha hacer algo, hazlo bien" y siempre le repite a los internistas que deben trabajar con ella que "Cuando hagas algo, deja tu huella, que las personas con verlo sepan que tú lo hiciste". Aparenta ser extremadamente profesional, pero en realidad es una mujer adicta al trabajo, siempre trabaja horas extras y hasta vive cerca del hospital para estar atenta a cualquier oportunidad de poder operar. Irina aspira a ser jefe de cirugías y es de creer que "El fin justifica los medios", por lo que se muestra amable y cordial con sus pacientes, dedicada en su trabajo, destacable para sus superiores y rígida para sus subordinados. Casi toda su vida se rige en el hospital, disfruta de la jerarquía de mando y eso lo ha trasladado a su vida personal, identifica en su entorno líderes y subordinados, se codea con los primeros y maneja a los segundos como si estuvieran bajo su mando. Irina tiene una fuerte pasión al orden, así que no puede convivir en un ambiente desordenado o caótico, le pone ansiosa, irritable y pierde el control fácilmente. Es adicta a la cafeína y el cigarrillo, muy rara vez consume licor pero cuando lo hace ingiere grandes cantidades, volviéndose una mujer muy callada hasta que comete alguna locura aparentemente de la nada. Le tiene una inigualable fobia a la ignorancia, detesta desconocer algo y puede quedarse sin dormir o comer hasta encontrar la solución para algo.

Familia: Camille Atkinson (madre, jubilada), David Atkinson (padre, jubilado), Maximiliano Atkinson (hermano, Internista), Amerie "Lola" Atkinson (hija, estudiante)

Historia: Sus padres la tuvieron ya ha avanzada edad, al igual que a su hermano menor, por lo que Irina tomó mucha responsabilidad sobre este dado que sus padres no tenían la posibilidad de hacer ciertas actividades por su edad. Proviene de una clase social media-alta, su padre es un marine retirado con honores y su madre fue neurologa y psiquiatra en un hospital, Irina se crió en el mismo, junto a su hermano tenían grandes aventuras escabulléndose de las autoridades, algunas veces tuvieron que dormir en el hospital por el trabajo de su madre y la ausencia de su padre por estar en la guerra, los recuerdos más fuertes de Irina fueron cuando se metía en problemas (y por ende también su hermano) por colarse en la morgue o en emergencia. Por ello nunca tuvo miedo a los objetos filosos, la sangre, las viseras o a la misma muerte, dado que para ella eran extremadamente natural.

Desde la adolescencia supo que quería estudiar y tuvo el apoyo monectareo de su familia, además de tener una semi-beca por sus excelentes calificaciones, rápidamente ganó el puesto de becaria y asistente de cátedra con destacados profesores de medicina. Dada su dedicación, Irina nunca tuvo amigos, más que compañeros con los que cruzar un par de palabras, casi todo su tiempo pasaba con adultos mayores a ella, dedicada a su estudio. Su primer amor fue uno de sus profesores, un hombre de cuarenta años, dedicado a la neurocirugía infantil. Irina trató la conquista de la misma manera que hacía con cualquier deber, proyecto o trabajo: se dedicó de lleno a conquistarlo, analizó posibilidades, estudió resultados y fue mejorando su técnica, en menos de un semestre, ambos mantenían una relación a espaldas de todos, pero Irina se fue desencantando del mismo al notar a profesores más sabios, con mayor experiencia y conocimiento, por lo que terminó su relación con dicho hombre.

En la práctica, rápidamente supo quienes eran los doctores a los que debía consagrarse, asistía a toda cirugía que podía, observaba aquellas que no le dejaban ingresar y gracias a que muchos profesionales conocían a su madre, ella fue ganándose un respeto y destacando en su clase hasta conseguir su objetivo: volverse una neurocirujana. Fue adquirida de hospital en hospital, cada vez con mayor sueldo, en cada una de sus transferencias, se llevaba consigo a su hermano, al inicio forzándolo a cambiar de lugar de estudios constantemente y cuando por fin decidió seguir el camino de la medicina, le hizo seguirla, dado que siempre lo vio como parte de su equipaje ("Cosas para el viaje: ¿Vivienda? Lista ¿Maletas con ropa? Listas ¿Mi laptop? Lista ¿Max? Listo"). A los 26 años tuvo un romance puramente carnal con el jefe de cirugías del hospital en el que trabajaba, procurando mantener todo lo mayormente oculto posible (dado que él estaba casado), así que cuando se enteró que estaba embarazada, renunció a su trabajo, cortó relación con el padre de su bebe y se transfirió a otra ciudad. Irina ni siquiera le dijo a su familia de quien estaba embarazada, aseguraba que ella era la madre y eso era lo que importaba ("Yo soy su madre y la medicina su padre, es todo lo que importa"), dio a luz a su hija, Amerie, le puso su apellido y la crió como madre soltera.

Dado lo destacada que era, los hospitales que la adquirían no encontraban problema en que fuese madre soltera e Irina tenía el descaro de pedir que el mismo hospital pagara la educación de su hija como otro requisito (además de que aceptaran a su hermano como internista). Su padre, cuando conoció a Amerie, dijo que la pequeña tenía cara de Lola, a pesar que Irina se negó al inicio, rápidamente se hizo común en la familia llamarla con dicho apodo y hoy en día Irina también usa ese sobrenombre, su hija ahora se presenta como "Lola", con cierto orgullo. Cuando Irina le preguntó a su padre porque su hija tenía cara de Lola, este le explicó que le recordaba a una joven iraquí que rescató su pelotón, como no entendían cual era su nombre, le pusieron "Lola" y fue tratada como una hija para el pelotón por incentivo de su comandante, un hombre que tenía un fuerte instinto paternal, hasta el día de hoy recibe cartas de la chica que ahora es toda una mujer y firma como "Lola".

Actualmente, un hospital de Boston, la envió como apoyo social a Clover Sun, una ciudad que según Irina "Esta perdida de la mano de la Humanidad", pero hace su rol de "trabajo social" para ganar puntos en su extenso currículo. Como siempre, vive con Max y Lola en un lujoso departamento extremadamente cerca del hospital.
avatar
Irina Atkinson
Mundano
Mundano

Mensajes : 40
DhutoPuntos : 1942
Reputación en Dhutopya : 0
Fecha de inscripción : 24/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Irina Atkinson

Mensaje  Irina Atkinson el Miér Oct 09, 2013 11:10 pm

Meses después

Lo que pensó que sería una estadía tediosa en un pueblito perdido de la mano de Dios, resultó ser su más grande aventura jamás vivida. Irina se ha entregado a su investigación con el Sujeto Cero, descubriendo su compatibilidad completa con los humanos, desde pequeños injertos, trasfusiones de sangre hasta la posibilidad de donación de órganos. Irina esta segura que el Sujeto Cero es el siguiente paso en la evolución y Melissa es el eslabón perdido entre los humanos y el Sujeto Cero, la candidata idónea para la descendencia pura del Sujeto Cero. No solo eso, cree que Melissa lleva en su vientre el hijo del Sujeto Cero. Las coincidencias no existen para la doctora.

Lola ha mostrado un verdadero interés por Melissa, más que por el Sujeto Cero aunque lo estudia en silencio constántemente. Irina se ha entregado a la cónjura que se ha armado a su alrededor, aceptando los ritmos incalculables y las emociones descontroladas que eso implica. Siempre y cuando Max estuviese a salvo. Ella sabe que juega con fuego y podría terminar quemada, pero sabe que para eso nació, para vivir lo que en el futuro sería la Historia.
avatar
Irina Atkinson
Mundano
Mundano

Mensajes : 40
DhutoPuntos : 1942
Reputación en Dhutopya : 0
Fecha de inscripción : 24/03/2013

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.