Dhutopya (+18)

Conectarse

Recuperar mi contraseña

Cristal del Clima
Príncipe de Cristal
Guardianes
Últimos temas
» Escape en la rutina
Jue Ene 22, 2015 8:39 am por Alice

» mil disculpas y convocarlos nuevamente.
Jue Oct 16, 2014 1:30 pm por Cronotheius

» El poder del centro de la tierra
Sáb Oct 11, 2014 11:03 pm por Irina Atkinson

» La turba de la rebelión (para todos los que quieran unirse)
Dom Oct 05, 2014 10:21 pm por Trixy

» Semana de exámenes.
Lun Jul 14, 2014 5:55 pm por Yuri Atza

» Opalo, Guerrera de las Flores
Vie Jun 20, 2014 11:54 pm por Opalo

» La profecía de Jankovah
Miér Mayo 21, 2014 9:12 pm por Trixy

» Toxic Trixy
Jue Mayo 08, 2014 7:01 pm por Trixy

» Sombras tenebrosas
Vie Mayo 02, 2014 5:19 pm por Cissa

Opalo, Guerrera de las Flores

Vie Mayo 18, 2012 2:32 pm por Opalo



<<Opalo parece otra cuando baila. Se ve mayor, madura, misteriosa. La destreza y agilidad de su cuerpo le hace casi brillar. La mente de Opalo entra en trance, no existe el mundo, solo su cuerpo haciendo, viviendo música. Cuando la última nota suena, ella sale del letargo y en un parpadeo vuelve a ser ella, joven, inocente, un libro abierto, sin nada que ocultar>>


Comentarios: 7

staff
Staff

La profecía de Jankovah

Ir abajo

La profecía de Jankovah

Mensaje  Príncipe Demian el Miér Abr 30, 2014 10:31 am

Jankovah fue el primer ser  mundano en llegar a Dhutopya su transacción abrió su mente volviéndose un ser iluminado, como su cuerpo no pudo soportar tal Don el Aura lo hizo mutar a un Demonio noctambulo, Jankovah eligió vivir en la tierra, y desde ahí escribe profecías como facultad de lo superior.

Me encuentro en el cuarto que me ha otorgado, un lugar cálido de madera carcomida, muebles añejos y despintados, cuadros tétricos y una que otra telaraña en los rincones.
Los escritos del Demonio son en un idioma arcaico de Dhutopya, entendible por pocos, lo difícil es comprender su estilo  de expresión, ya que mezcla dibujos, figuras y letras, he repasado cada trozo de papel un millón de veces, en ellos explica el origen del equilibrio espiritual del centro de Dhutopya expansible para mas mundos, eso quiere decir que el resto de planetas también están unidos al mundo paralelo, que no era como se pensaba que cada uno tenia su propio mundo paralelo, eso me engrandece ya que los dominios oscuros pueden sobrevivir en difusión absoluta hasta el ultimo rincón. La tierra es afectada directamente por encontrarse mas cerca como si fuera una base de todo, pero el centro principal es Dhutopya.

Lo confuso es llegar a la parte en donde habla de los herederos del Aura blanca -"No existe un bien refugiado en la maldad, ni lo malo en fluorescencia  que emerja sobrenatural hasta el desenlace  de la historia, sin la oscuridad iluminada..."- cito una frase traducida entre dibujos y letras al cual me ha costado bastante entender, al principio llegue a la conclusión de lo que siempre se ha sabido o es el bien o es el mal, si yo soy la oscuridad, entonces... ¿quien es el bien?.
Aún me faltaban muchas cosas por recordad, mi mente no esta completa. En la noche sufro de sueños extraños y migrañas vacilantes que me dejan en un estado peor. El bien debe estar reflejado en alguien como yo, quizás se trate de Melissa, por eso siento esa atracción y aborrecimiento pero su poder el cual de por si es superior, no lo siento que sobrepase el mio, así que me tiene en la duda.

Me siento en el borde de la cama, tratando de ordenar el desorden de mi cabeza, lo he visto se que he visto la luz en mis sueños, y se que también debo apagarla para poder ser rey -".. Sin la oscuridad iluminada de los diminutos seres sin rastro, sin huellas."- finiquito lo unico que he sacado de toda esa cantidad de papeles, habria sido mucho mas facil que Jankovah estuviera vivo, malditos humanos se creen que por estar junto a un ser poderoso ya son intocables, piensan en base a acciones que los puedan ayudar a subir en el escalón de la superioridad, pero lo que entienden por ello es limitado a lo que en verdad significa el peso de esa palabra, ser un ser Superior, por eso cometen tales torpezas.
Comienzo a sentirme molesto y mi cabeza trata de proyectarme algo, de imágenes poco claras puede ver los ojos de Melissa, reflejan miedo y luego percibo un odio que se vuelve infinito y las intenciones -No- frunzo el ceño, cerrando los ojos para poder tener mejor claridad de lo que esta ocurriendo.
Antonia encontró a Melissa, por ende mi hija debe estar ahí, Antonia esta descontrolada es otro fracaso de mi intento de Soldado, trato de detener sus movimientos, no entiendo el porque me cuesta tanto, luego la distingo inmovilizada.
Abro mis ojos los cuales se han vuelto completamente negros, alzo una mano abierta
-Te encontré- murmuro lo que se proyecta en Antonia también y el resto puede escucharlo. En el momento en que cierro el puño el cuerpo de Antonia cae inerte, sin vida.
Mi hija esta mas cerca de lo que creí, la tendré conmigo aunque tenga que matar a todo ese mundo de mierda.
avatar
Príncipe Demian
Soldado Oscuro

Virgo Búfalo
Mensajes : 116
DhutoPuntos : 2376
Reputación en Dhutopya : 0
Fecha de inscripción : 05/06/2012
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La profecía de Jankovah

Mensaje  Trixy el Miér Abr 30, 2014 11:18 am

Todo comenzó con pesadillas aisladas, distantes y pasajeras. A veces despertaba con un grito ahogado pero desaparecía el sentido de las cosas antes de que recobrara la calma. Pero todas las noches de esos últimos días había tenido pesadillas que la agitaban hasta despertarla, en medio de la noche, sola en una amplia cama y buscando en la oscuridad hasta recordar dónde estaba y que tanto tiempo había pasado desde la última vez que había pisado los reinos de Demian.

Y una vez más estaba soñando, sumergida entre sombras, sentía como un hilo natural y elemental de su existencia la jalaba a través de cualquier realidad hasta su origen mismo: Demian.

Trixy se siente como un espectro, alrededor de él, como en otras ocasiones, siguiéndolo sin ser vista u oída. Ella era su creación, la única que se había mantenido intacta, sin sentir lo que era morir o ser reconstruida por él en un ataque de ira. No sabe si Otta o Sairon sueñan lo mismo. Pero Trixy es consciente que cuando despierte no recordará nada. Otra vez.

- Mi príncipe... -susurra, posándose atrás de él, le es inevitable, natural. Él esta vivo y en cada una de sus células sabe que es real, que no es un simple sueño y que por eso acude a él cada noche, mirándolo, llamándolo, porque eso es lo que hacen las creaciones: Buscar a su creador.

Lo sigue de cerca hasta que siente la presencia de otra mujer, Trixy siente que se ahoga, molesta, naturalmente molesta y decepcionada. Siempre lo mismo... ¡Siempre! Su ser se desliza hacia él, desando morderlo, forzarlo a mirarla ¿Qué hacía creando otras divas si la tenía a ella?- Ninguna de ellas será como yo... Todas son mediocres... cada una que crees -le jura, como si lo estuviese maldiciéndole.

Flota alrededor de él, sabe que no la mira, pero desea que lo haga, siente el odio profundo, el resentimiento y el abandono- ¡Mírame, Demian! -exige- Esa creación tuya... es ridícula -se relame los labios, burda, rudimentaria, patética, poco agraciada, salvaje y gastada.
avatar
Trixy
Soldado Oscuro

Mensajes : 120
DhutoPuntos : 2333
Reputación en Dhutopya : 2
Fecha de inscripción : 29/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La profecía de Jankovah

Mensaje  Príncipe Demian el Sáb Mayo 03, 2014 11:37 am

Me extiendo sobre la cama, por uno momento casi lo tengo pero no soy estupido y no actuó a la ligera, si Antonia los encontró no iré corriendo a buscarlos, lo que tengo planeado es mucho mas grande, ni se lo imaginan.

Cierro los ojos yendo al interior de mi universo infernal, mi vida real es tan viva como la de mis sueños por ende debo compartir tiempo con ambos, pero últimamente no veo nada solo oscuridad y a pesar de ser un ser de ese tipo no me gusta la oscuridad ya que no se distingue ni se aprecia diferente que un cerrar de parpados aturdidos, mi pecho aclama algo y no se que es, lo atribuyo a mi falta de memoria, necesito saber que es lo que falta para completar este rompecabezas siniestro, no me enfado porque se que terminaria destruyendo el mundo, tengo muchos motivos para hacerlo por ende no debo dejar que la ira se apodere de mi, por eso suelo pensar mucho y atar cabos sueltos de mis raíces antañas, raices podridas y quebrajadas, pero lo que si veo claro es un hilo que brilla y no deja que nada se escape un fino hilo que me ha acompañado desde los inicios de esta perdición, con el cual me siento seguro pero por mas que camino en sus direcciones estas cambian y nunca puedo llegar al final para encontrarme con lo que me atrae.

Abro los ojos como si despertase de una pesadilla y es mucho el calor de mi cuerpo que se me hace insoportable, me tomo la cabeza para controlar la impotencia, me quito la ropa dejando mi torso al descupierto, arrojando la prenda con rabia en contra del suelo, se nota claramente las venas de todo mi cuerpo enmarcandose apunto de estallar y mi respiración incontrolable, vuelvo a recostarme sobre la cama con los brazos extendidos mirando fijamente el techo -Te necesito- murmuro a la nada -No me dejes solo- ni siquiera se porque lo digo simplemente siento la necesidad -Quiero sentirte, quiero sentirte- vuelvo a cerrar los ojos tras lo ultimo
-Volveremos al principio del averno...- mis manos se aferran a las sabanas en espera de algo grande.
avatar
Príncipe Demian
Soldado Oscuro

Virgo Búfalo
Mensajes : 116
DhutoPuntos : 2376
Reputación en Dhutopya : 0
Fecha de inscripción : 05/06/2012
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La profecía de Jankovah

Mensaje  Trixy el Sáb Mayo 03, 2014 12:49 pm

La rabia le impulsa. Lo odia por dejarla de lado siempre. Lo necesita porque él la ha diseñado así. Lo odia porque sabe que su existencia depende de él. Lo necesita porque por primera vez desea vivir y ha vivido. Lo odia porque le debe su vida a él y lo necesita porque cada célula de su ser lo empuja a buscarlo aun cuando no lo desee.

Por eso esta furiosa. Lo mira recostado en esa cama, como un despojo de lo que fue. Nunca lo vio débil. Ni siquiera recuerda verlo descansar. Ni una sola vez, ni siquiera cuando la usaba, terminaba con ella y se iba. Y ahora lo ve ahí, agitado, solitario y necesitado. Y solo siente más rabia porque en lugar de pensar en ella, crea esa asquerosa mujer- Me alegra que la mataras -murmura, sentándose sobre el vientre de él. Aunque no es realmente eso, es como tocar el viento bajo ella.

No, el agua... lo siente, le invade el calor de su piel, pero no es un ser para ella, de la misma manera que ella no esta realmente ahí, es solo el hilo que los conecta. Cuando duerme pensar en Cronos le duele, le quema, como si Demian la castigara y amenazara con obligarla a olvidar al guardián. Por eso no piensa en él y se aferra a las emociones que Demian siempre le ha permitido: Odio y Necesidad.

- Mátalas a todas, mi príncipe. -no pide, no ordena. Solo lo dice- Mátalas... porque ninguna será como yo. Tú no las necesitas.... Ni un ejército de ellas te dará lo que yo te he dado. Yo te di a Melissa aunque no lo deseaba. -Ni él logró eso, fue ella, fue Trixy y aun así él la traiciona con esas asquerosas criaturas.

El cuerpo de Trixy se inclina a él y ladea el rostro- ¿Por qué me torturas? ¿Por qué me llamas a tu lado siempre...? ¡Y nunca me escuchas! -le grita, furiosa, clavando sus dedos sobre los hombros masculinos aunque es como arena entre sus dedos, no sostiene nada pero lo siente.
avatar
Trixy
Soldado Oscuro

Mensajes : 120
DhutoPuntos : 2333
Reputación en Dhutopya : 2
Fecha de inscripción : 29/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La profecía de Jankovah

Mensaje  Príncipe Demian el Lun Mayo 05, 2014 11:11 am

Me cuesta tragar y mantener los movimientos firmes, pero no es que no pueda si no que no quiero hacerlo porque quiero descubrir esto que me esta pasando, a veces es mejor dejarse caer para obtener el tesoro perdido, que ascender con las manos vacías.
Me aferro a las sabanas, mi cuerpo sudoroso del momento se estremece, cierro los ojos muy fuerte es así como puedo percatarme de ciertas partes de mi cuerpo mas ardiente que otras, suelto un leve gemido arqueando la espalda como si me quemara.
-No...- murmuro a la nada misma, no escucho pero entiendo palabras no llegan a mis oídos pero mi cerebro ya sabe que responder -No..- vuelvo a repetir negando lo que mi cabeza parece saber- El suelo vibra a mi alrededor, ligeramente se puede oír las piedrecillas y suciedad rebotando contra el, el vidrio se ha empañado y afuera el frio es crudo y doloroso.

Ahora abro los ojos rojos como la sangre -¡Mi hija...!- grito, he encontrado una luz en este laberinto oscuro, aún me encuentro al interior siguiendo aquel hilo, puedo ver con claridad todo, llego a una tétrica laguna en la cual una mujer vestida de blanco, cubierta con un manto se encuentra a la orilla, desde mi posición solo le veo una mano bien cuidada, casi puedo acariciar aquella visible suave piel, al parecer carga algo, y tararea una canción que jamás he escuchado en mi vida para ser de cuna, pues a mi nunca me las han cantado.
Me acerco dos pasos, carga un bulto sangriento mi corazón se paraliza, la mujer se gira pero aun no puedo ver su rostro, y me trata de entregar el bulto, yo lo voy a recibir pero noto que se mueve lo que provoca que rechace cargarlo, la fémina se molesta arrojando el bulto al agua -¡¡No!!- grito tanto dentro como por fuera, estoy pero no estoy, y es en ese momento cuando una voz llega y la puedo escuchar claramente -Te escucho- respondo -Te escucho- repito mirando a la nada misma, noto mis manos enredadas en aquel hilo, luego mis pies y mi cuello -Estan todos...- hablo, gracias a esos hilos puedo sentir el palpitar de los corazones de todas mis creaciones, el hilo principal del cuello es el mas fuerte -¿Crees que no se lo que has estado haciendo?- pregunto al vació en el interior de ese sueño con aquella mujer lamentandose en la orilla por haber lanzado aquel bulto ahora ya no es un tarareo si no un chillido de lamento.
-Pude sentir claramente tu aroma sobre la piel de ese Guardián- hablo entredientes, recordando cuando nuestros caminos se cruzaron en esas escaleras, el Guardián, el policía y yo.

No estamos en el mismo plano físico, pero astral nos hemos encontrado en el laberinto de mis sueños reales -Aparece- le ordeno, me encuentro junto al cadáver de un árbol, comienza a gustarme el lamento de aquella mujer, pero mi interés no esta en eso si no en lo que arrojo al agua y el como me sentí en el momento que lo hizo.

Mientras tanto en aquella cabaña, me encuentro sobre la cama con los ojos abiertos rojos como sangre pero no estoy ahí...
avatar
Príncipe Demian
Soldado Oscuro

Virgo Búfalo
Mensajes : 116
DhutoPuntos : 2376
Reputación en Dhutopya : 0
Fecha de inscripción : 05/06/2012
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La profecía de Jankovah

Mensaje  Trixy el Lun Mayo 05, 2014 3:35 pm

Lanza su rostro hacia atrás, riendo burlonamente. Años... años que no sentía su esencia hervir de esa manera. Cruel, burlona, vengativa, mortífera. El veneno en sus venas late como la última vez que estuvo cerca de su señor. Cada vez que se reune con él comprende porque sus hermanos son erráticos y locos, simples o ermitaños en las tierras de Philippe. Todos ellos habían sido diseñados para matar, para servir, para ser utilizados como objetos. Sin Demian, no sabían qué hacer ¿Acaso Trixy se mantenía cuerda, más cercana a una vida libre, porque Demian la llamaba? ¿O acaso era por Cronos?

Un grito calla su risa. Ahí estaba, cada vez que pensaba en el guardián cuando estaba cerca de Demian era como si estuviese a punto de matar. Demian... Demian...- Egoísta, caprichoso... Dominante, venenoso... -murmura, respirando hondo. Todo lo que odiaba de él, era algo que Trixy poseía en gran medida.

Y ahí esta, el dolor. El mismo dolor que la alejaba en el pasado de Cronos, que hacía que valiera la pena aparecerse en sus sueños, tentarlo y luego volver para ver la furia de Demian. Todo eso valía la pena, porque por unos segundos ella era lo único que su creado deseaba, para bien o para mal, era la única que se revelaba de él de la manera más cruel entre sus divas. Y ese dolor que la llama le hace gemir de dolor, como en el pasado- Lo único que quise de ti fue que me reconocieras como la mejor.... -habla ahogada, es como si cuerpo dejara de ser de humo y vapor y quisiera volverse sólido. Y maldita sea, dolía... dolía porque él le estaba ordenando lo imposible- ¿Qué culpa tengo que yo.... -jadea- que fuese otro quien lo hiciera? Tú... tú eres el ciego... -contiene un grito, el hilo que la une a él la jala con fuerza pero ríe entre dientes, clavando sus dedos en él, aferrándose aunque sea imposible- Y aun así... y con todo... Mi príncipe... Nadie te ha sido tan leal, nadie ha sido tan buena... ¡Nadie te ha dado lo que necesitabas! Como yo... -ríe entre dientes- ¿No es triste? Tan.... solo... -murmura.

Y es como si él la devorara, deja de ver su cuerpo en la cama de la Tierra, entra en su mente como si fuese la oscuridad misma y aparece en medio de un bosque. Una mujer que presiente quien es le da las espaldas y Trixy esta parada a las orillas del río, con su camisón de dormir, del tipo que Cronos gusta verle usar, de color vino tinto, con finas tirantes de encaje, escote pronunciado y ajustado a su busto, pero translúcido y ligero al caer hasta abajo de sus caderas. El cabello de la mujer cae salvaje y libre sobre su rostro, hombros y espalda. Y a pesar de no saber dónde esta, esta erguida, segura, observando el lugar- Que solitaria mente... -murmura, recordando cuando invadía los sueños de Cronos, años atrás- ¿Siempre sufriendo por la misma mujer? -clava sus ojos en Demian, sonriendo de lado, sintiendo su sangre hervir- Mi príncipe... -saluda.
avatar
Trixy
Soldado Oscuro

Mensajes : 120
DhutoPuntos : 2333
Reputación en Dhutopya : 2
Fecha de inscripción : 29/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La profecía de Jankovah

Mensaje  Príncipe Demian el Mar Mayo 06, 2014 10:25 am

Aquellos hilos son como agujas sobre mi piel aunque nunca me he quejado del dolor físico, es mas todo lo contrario, son huellas de vida que hay que llevarlas con gracias para los altares de la plenitud, en esos momentos me encuentro de camino irreal para aquella cúpula celestial.

-¿Aún no te das cuenta?- sonrío misterioso, girando mi rostro hacia la dirección de esa apetitosa y sensual mujer, aunque no la recordaba en un principio pareciera que siempre la tuvo en frente, no necesitaba verla solo sentirla para saber que siempre estuvo -Otta y tu no fueron creadas para enredarse entre los brazos asquerosos de los celestiales, la conexión sexual vincula hechos astrales que cambian tu esencia y tu esas corrompida ¿debería asesinarte? sabes que puedo hacer eso contigo y con tus hermanos- hablo tranquilamente, sentándome sobre una de las enormes raíces de aquel árbol muerto, acaricio mi pecho desnudo -Pero están aquí- la miro fijamente -y ella también- paso mi mirada sobre la mujer que llora a orillas del rio.
-Siempre son las mujeres...- le respondo a lo ultimo que me dice -Siempre...- repito ante lo mismo ya un poco mas retraído -Es el sufrimiento de que no se den cuenta de lo que valen... de lo que pueden llegar a ser, me reprimes cosas y todavía no sabes tus capacidades... ven aquí- extiendo mi mano hacia ella, pero en el momento en que lo hago uno de los hilos se corta justo sobre mi brazo provocando un corte pero aquello no importa porque puedo sentir el precio de lo que eso significa -Ella ya no esta...- habló de la pequeña Lola, no la tenia por su presente si no por su futuro en mi, y ahora me la han arrebatado, el sentimiento es totalmente reconocido -Entonces...- tomo mi cabeza una pieza, quizás la mas importante apareció -Es el... es el, es el- ahora lo veo claramente y como proyecciones en aquel cielo abstracto de ese paisaje planteado en mi cabeza y como imágenes en primera plana para Trixy se ve a Philippe en el momento en que todo supuestamente termino, aquella batalla, pero después se ven otras escenas juntos, y escenas en su cabeza transmitidas por aquel duende cuando espiaba su hermano y Melissa en sus encuentros en los bosques, pero son breves ya que Philippe siempre lo descubría.
La sangre que brota de mi brazo era roja pero luego comienza a salir negra, todo ese mundo comienza a desmoronarse, y yo siento mucha rabia, corro hacia la mujer de blanco -¡Maldita perra!- cortandole la cabeza de un solo arañazo, después de esto todo se calma, y yo aún agitado observo aquella cabeza rodar hasta aquel árbol que es lo único que se mantiene intacto de aquella oscuridad, ya no hay agua si no césped pero no se puede apreciar su color porque la oscuridad no lo permite, una niebla negra espesa ingresa pero se mantiene cubriéndole los pies, similar a como estaban los dominios oscuros, y mucho mas lejos se aprecia aquel castillo el cual fue mi hogar por mucho, mucho tiempo.
Luego miro a Trixy, tomo su mano y si que la siento como si fuera verdadera, la jalo fuerte hasta dejarla contra el tronco podrido de aquel árbol, por unos minutos la miro a los ojos, luego beso su cuello a fuertes mordidas, inmovilizando sus manos contra las mías -Tenemos una heredera- le cuento mientras mis labios descienden hasta su pecho, se pueden ver claramente las marcas de mi recorrido -La criaremos juntos, sera nuestra hija... tu mi reina, yo tu rey- hablo con un tono algo desesperado, suelto una de mis manos y hago crecer mis garras frente sus ojos, rasgando en la bajada lo que lleva por ropa hasta llegar sobre su pelvis despojando lo que cubre su sexo. No están ahí pero a la vez si están, se siente tan real que duele, es como el hambre que no se puede saciar ni con un banquete para millones de personas, pero aún así se disfruta -Ayúdame tenerte... ayúdame a tenerla- Claramente quiero que me ayude a recuperar a mi hija y poder tenerla a ella como mujer realmente frente a mi.
Se que puede conseguir a Nahia tal como hizo con Melissa, y esta ultima pagara por lo que hizo y lo hará de la forma mas dolorosa que se pueda.
Giro a Trixy contra el árbol -¡Di que lo harás! ¡Reunirás a tus hermanos y los pondrás a trabajar! el que no quiera será despedido de este mundo- Libero a mi miembro erecto desde el momento en que todo comenzó, penetrando a Trixy fuerte y de un solo golpe.
Estar con mujeres en la tierra ni siquiera se compara ha estar con Trixy dentro de un sueño, y yo realmente necesito saciar esa hambre.

En la cabaña, algunos mundanos han llegado se mantienen aislados en la cocina ya que el temblor del lugar ha aumentado ninguno se atreve a molestar a su líder, quien continua en la misma posición sobre la cama pero mucho, mucho mas agitado.
avatar
Príncipe Demian
Soldado Oscuro

Virgo Búfalo
Mensajes : 116
DhutoPuntos : 2376
Reputación en Dhutopya : 0
Fecha de inscripción : 05/06/2012
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La profecía de Jankovah

Mensaje  Trixy el Mar Mayo 06, 2014 6:04 pm

Ella ladea el rostro y sonríe. Desde que Demian desapareció, imaginó que sus hermanos y ella morirían. Así que cada día ha sido como una extensión. Morir, ha sido siempre su final, como cualquier creación corrupta. Ella sabe que no esta viva, que le ha arrancado a su propio creador algo que sus hermanos no: Oportunidades. Cada noche despertaba de esas pesadillas porque sabía que la muerte se acercaba.

Si es ahí donde va a morir, le agrada saber que serán en las manos de él- No entiendo a las mujeres... siempre necesitadas de amor. Siempre necesitadas de ser usadas. Tan... adictas a limitarse a ser segundos platos... ser fuentes dadoras de vida... Todas sufriendo por amor... Todas sufriendo si no tienen un hombre entre las piernas. -no importaba, Luz u Oscuridad, todas eran iguales, diferentes nombres, amor, sexo, siempre el mismo final: Ser usadas.

Demian siempre ha sido impulsivo y destructivo. Ella puede contar varias veces en donde la hirió por la pura frustración o el impulso mismo de castigarla. Después entendió que pertenecerle a alguien, por amor o deseo, no implicaba esa violencia, lo aprendió con... con... contiene su mente. No debe pensar en el guardián, si antes era una tortura, esta segura que ahora Demian la castigaría peor. Y ella no es amante del dolor como sus hermanos.

Lo que ve a su alrededor le parece normal, un caos sobre otro, avanza hacia Demian, más por curiosidad de lo que ve y no puede evitar reír. Y lo hace, desde el fondo de su ser, porque Melissa fue, es y será tan ridícula, buena o mala- Ahí faltan las imágenes de ella prefiriendo a Otta y al duende asqueroso que a ti. -recuerda, asqueada con la idea de que hubo un momento en que Otta le insinuó unirse a algo así ¿Con Melissa? Que desagradable... No puede evitar sonreír al ver a la mujer ser decapitada... cuanto daría Trixy porque fuese la verdadera Melissa... todo sería más simple y muchos serían libres si ella no existiera.

Él siempre ha sido más fuerte que ella, eso lo sabe bien. La arrastra contra el árbol de manera violenta. Y mantiene el rostro altivo, lo mira fijamente, sin desafiarlo pero tampoco humillándose. No es tonta, tampoco suicida. Pero sabe algo... esta cansada de ser usada como su consuelo, su segunda, maldita, opción. Cierra los ojos a su tacto, su cuerpo se relaja porque esta diseñada a eso, a ceder a él. Cada diva fue creada para sentir placer y goce cuando Demian las tocaba, era como una droga para nunca traicionarlo. Pero Trixy se estremece. Si, siente la indudable atracción, el suspiro de placer, pero también sabe que no le gusta su violento arrebato, la forma de herirla. Y no puede evitar sonreír, su cuerpo es presa de él, pero su mente ha probado lo que es ser una reina para alguien. Y él no la estaba tratando como una.

Lo mira con una sonrisa ladeada, agitada, sonrojada, excitada porque es lo que se espera de ella, pero sus labios siguen siendo igual de venenosos o tal vez más- Tienes una heredera ¿Recién ahora te das cuenta de lo que siempre supimos todos? Claro que puedes tener a tu heredera... -la gira, se siente contra el tronco del árbol y repentinamente esta dentro de ella. Trixy grita, su cuerpo recibiéndolo con placer, sus caderas lanzándose hacia atrás, para él, pero su mente sigue siendo de ella. Puro veneno- Nos puedes controlar ¿Recuerdas? Aun si me negara... se que desde tu distancia podrías reconstruirme y obligarme. O simplemente... hacer que lo haga. Pero así no te sirvo... -se tapa la boca para no gemir. Maldice su cuerpo, lo maldice porque él la esta usando, es un consuelo una vez más y ella esta furiosa con él por eso, por no apreciarla como quien es, sino como una herramienta. Como una mujer- Tú necesitas mi astucia, mis trampas... mi veneno... Mátame o déjame vivir... eso me da igual... Pero yo no soy sustituta de nadie. Toma a Otta para eso... ella estará encantada... pero yo valgo más que un simple consuelo. -pero recuerda... debe vivir.

Lo empuja para separarlo, logra apenas hacer que salga de ella, siente su sexo palpitante, sus piernas temblando. Trixy se gira y lo enfrenta, agarrándolo con fuerza de la nuca y atrayéndolo a ella, besándolo con toda la frustración que siente, su pierna se enrosca en la cadera de él y lo atrae a ella, lo hace entrar con fuerza y en una sola estocada. Ella gime con fuerza pero lo observa con crueldad, siseando entre dientes por el placer- ¿Lo sientes...? -murmura, vengativa, moviendo su cadera contra él, ondeándose para que entre del todo y dejando que su estrecho interior acaricie su miembro- Esta soy yo... algo que tú no conoces. -susurra, deteniendo su movimiento, apoyando su frente contra él- Usa mi cuerpo... sabes hacerlo. Pero llegar a mí... nunca has deseado eso. No conoces el camino. -responde, sonriendo de lado, dejando caer su rostro hacia atrás.

No puede creerlo... siente pena por Demian. Nunca pensó que fuese así... pero lo siente. Solo, abandonado en la Tierra, sin nunca haber poseído a la mujer que deseaba y nunca habiendo retenido a las mujeres que deseaban ser poseídas por él.


Última edición por Trixy el Dom Mayo 11, 2014 12:27 am, editado 1 vez
avatar
Trixy
Soldado Oscuro

Mensajes : 120
DhutoPuntos : 2333
Reputación en Dhutopya : 2
Fecha de inscripción : 29/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La profecía de Jankovah

Mensaje  Príncipe Demian el Miér Mayo 07, 2014 11:20 am

-Los hombres somos mas patéticos...- Contesto ante su mención.

La escucho claro y fuerte, incluso la escucho mas que en mi realidad, el interior de mi cabeza es mas profundo, inexplicable y turbio que se vuelve mas central de lo que tengo afuera en aquel mundo tan poco claro.
Pareciera que sus palabras logran una agresividad in crescendo, pero es solo la falta de gozo acumulado, las mujeres de la tierra no pueden ser tratadas así se rompen con facilidad, en cambio Trixy es mas fuerte y saludable, ella sabe que siempre ha sido así
-Ya no es hay un ella... dejare que la tortures, la dejes moribunda... dejare que Otta se involucre, y que Sairon la deje irreconocible, pero su ultimo aliento debe ser mio... mio- hablo por sobre su oido aplastando mi cuerpo por sobre el de ella, me mantengo en su interior invasivo y poco humilde, golpeando mis caderas contra las suyas como si quisiera partirla en dos.

Me empuja y dejo que lo haga, puedo quedarme firme pero no lo hice, incluso me aparto unos cuantos pasos mas, solo para que mi cabeza se enfrié y si que lograba resultado prácticamente el ambiente en el lugar se volvía mas helado.
Cuando me agarra, el segundo antes de ser atraído sonrió comenzando a gustarme hacia donde gira todo esto, pero ante su beso todo lo que pude imaginarme del momento desaparece, hay algo extraño en todo esto, claro que lo pienso pero correspondo todos los movimientos de la mujer.
-Lo conozco... pero quizás no es eso lo que quiero seguir... ¿mas doloroso, no? entonces hay que dejar como que no lo conozco- respondo, deteniendo mis movimientos contra ella, pero aún me mantengo en su interior, acerco mis labios a los de ella por un beso mas tranquilo y dedicado, ahora es una caricia y no un golpe, una conexión, y un adagio coordinado de nuestras lenguas. Me salgo, lentamente mientras la punta de mis dedos acaricia la piel femenina de aquel rostro apagado, retrocedo unos cuantos pasos.
Del cielo emerge una Luna cual brillo me dedica un brillo sudoroso ante mi cuerpo desnudo y agitado -Querida...- junto las manos pensando en las palabras siguientes como si fuera algo complicado de plantear -Tengo opciones para ti, siempre las he tenido para ti mas que para el restro...- le muestro mi dedo indice -La primera... Ser la única reina de mi mundo y mi ser, mi compañera leal en el nuevo reinado, ser la madre de mi hija, te daré fidelidad física y la mas importante...- poso mi mano sobre mi pecho y la otra sobre mi cabeza. Ya no es Melissa, quizás nunca lo fue y siempre fue la bebe, lo que ella entregaría, pues nunca le ha querido hacer daño hasta ahora
-Siguiente... adios a ti y tus hermanos, pues puedo crear nuevos Guerreros con mejores capacidades, ni siquiera se porque no lo he hecho antes... pero eso poco te importa, asi que...- Alzo la mirada para encontrarme con la de ella, ahora puedo abrirme a nuevas posibilidades a cambio de lo que necesito -Te puedo dar libertad, puedo desligar mi conexión y quedar sin nada mas que tu propia autoridad, no tendre mas poder sobre ti, y así tendrás la vida de mujer... casada- la ultima palabra la digo con repudio pues, puedo ver en ella sus momentos y manteniendo el tono continuo - Y la ultima opción... asesinare al Guardián que se encuentra en la tierra, me comeré su carne y te entregare su corazón... literalmente... tu eliges, yo solo quiero mi hija y a Melissa y mi hermano, pero moribunda- Después de hablar se escucha mi carcajada retumbar por todos los rincones -Y si... abuso y torturo de Melissa y la Elfa frente a los ojos de Philippe... también puedo obligar que el lo haga para salvar a una... una vez pudiste manipularlo... hazlo otra vez,... bah pero si ni sabes todavía el poder que tienes- me acerco a ella, tomando su cintura y atrayendo su fino cuerpo hacia el mio -Philippe creo ha Melissa de la misma forma en la que yo te di vida, pero claro... el aura blanco le dio en el favor y ahora su creación es un ser especial, pero la mia tiene algo mucho mejor, y creo que ya lo sabes, eres diferente a tus hermanos... muy diferente- voy bajando la voz para formar algo mas intimo entre nosotros, después la abrazo delicadamente -Te extrañe mi querida Diva de la oscuridad... toma una de las opciones se que lo harás bien... muy bien- me mantengo cerca, con los ojos celestes y cristalinos.
avatar
Príncipe Demian
Soldado Oscuro

Virgo Búfalo
Mensajes : 116
DhutoPuntos : 2376
Reputación en Dhutopya : 0
Fecha de inscripción : 05/06/2012
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La profecía de Jankovah

Mensaje  Trixy el Miér Mayo 07, 2014 1:33 pm

Cierra los ojos. El escucharlo le frustra, porque él no se da cuenta. A bien o mal, ella sigue siendo el centro de su universo ¿No ha pensado acaso que ocurrirá cuando Melissa muera? ¿Qué propósito tendrá? Pues ella se niega a ser su sustituta... casi ríe, con crueldad, pero lo mira simplemente. No... es peor que eso. Si no estuviese ligada a él como lo esta toda creación que ha salido de sus manos ¿Él se daría cuenta que ella no estaría ahí más que para regocijarse de sus penurias? Ella no es Otta... ella no volvería a él si fuese su elección. Pues tiene lo que él posee, orgullo, dignidad, soberbia. Y ella no desea ser su tapete ¿Acaso él no comprende eso? Él esta muy lejos de poseerla más allá de lo que la ha diseñado. El orgullo de una mujer puede ser algo demasiado peligroso.

Ella juraba que él se enojaría, que estaría furioso con ella pero en lugar de eso le toma por sorpresa. La manera en que la besa la aturde, porque siente que es un engaño, una trampa y le sabe más peligroso que sus anteriores agresiones, que todas sus marcas. Cuando sale de ella, su cuerpo reclama, urge por una nueva invasión y ella en cambio se siente desorientada. Una voz en su cabeza le dice que va a morir y es... curioso. No desea hacerlo, sabe que debe volver. Lo sabe.

Desnuda, se aferra al árbol para mantenerse en pie, observa a Demian, erguida y firme, como siempre ha sido. La mejor vestimenta que ha tenido siempre ha sido su propia piel, con su cabello cayendo sobre su espalda y su cuerpo palpitando. El inicio lo escucha con serenidad, sabía esas opciones, sabía que vendría eso. Tal vez es a la única que le daría algo así: Opciones. Porque ella nunca actuó como el resto y al escucharlo, tiene sentido... nunca hizo lo que se suponía que haría, siempre jugaba con los vacíos de las órdenes, jugaba contra Demian y contra sus propios enemigos. Y ahora, ahí esta la razón de todo. Las palabras de su creador no le duelen... es peor, sabía que serían así, ha podido salvar a Cronos de muchos, pero nunca de Demian y ahora esta ahí lo que supo que siempre ocurriría. Demian tomando ventaja.

Lo abraza por el cuello y suelta una carcajada, sin poder evitarlo. Ella había visto llegar ese momento. Siempre lo había hecho. Y por eso ya tiene su respuesta. Su destino nunca estuvo enlazado a otro ser que no fuese Demian, aunque luchó porque no fuese así. Así que lo mira, ladeando el rostro, sonriendo de lado- Creo que es obvia mi respuesta. -susurra y se esta riendo de si misma. Va a condenar el mundo entero, los universos por salvar un solo ser... traicionándolo. Solo ella podría ser así. Y el irónico resultado solo graba que ella sonriera, venenosa, traicionera, aun para salvaguardar el único símbolo de libertad que tenía- Yo creo saber por qué no has creado otros como nosotros. Todos simbolizábamos algo, un arrebato de todo lo que hacía Philippe. Ya es hora que dejes de luchar con la sombra de él. Tu potencial también esta mucho más allá que crear réplicas corruptas de lo que él una vez creo. -no le importa, desde que existió sabía que era por culpa de Melissa, una burla, una furia y un odio hacia su persona por haber nacido junto a Philippe. Ahora que ella no vale nada, le parece irónico que ella se sienta tan poderosa- Reuniré a mis hermanos, les comunicaré nuestra misión y haré que la cumplan, en cada uno de ellos esta mi veneno y saben lo doloroso que puede ser. Aunque lo harán por propia voluntad. Y seré yo quien te de a la bebe, la tomaré para ti y si mis hermanos desean dañar a Melissa, que sea de su elección. Su existencia me importa poco, viva o muerta, es un lastre para Philippe y para ti, no para mí. No volveré con él, lo abandonaré por ti. Me olvidaré de sus mimos, sus lujos y afectos. Pero a cambio déjalo fuera de esto. Si muere que sea por su imprudencia, no por ti, no por tus juegos contra mí. El resto -se encoge de hombros- ya veremos. Me parece patético ganarme un lugar a tu lado por traerte una bebe... Demasiado fácil, demasiado simple. Nunca he fallado, prefiero decidir yo, que decidas tú, si mi lugar es a tu lado o junto a mis hermanos, sirviéndote. -responde, enterrando sus uñas entre los cabellos de él, por su nuca. Apoya su cuerpo contra su torso, lo mira fijamente- Me da pena que creyeras que tenías que darme amenazas en tus "opciones". No soy como el resto de mujeres, no me impulso por ridículos actos de amor o necesidad, Demian. Tú me creaste para ser mejor que eso: Venenosa. -ahoga una risa- Pero deberás confiar en mis acciones, aun cuando creas que voy a traicionarte. -le advierte. Si, debe vivir... hay una razón para ello.


Última edición por Trixy el Dom Mayo 11, 2014 12:27 am, editado 1 vez
avatar
Trixy
Soldado Oscuro

Mensajes : 120
DhutoPuntos : 2333
Reputación en Dhutopya : 2
Fecha de inscripción : 29/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La profecía de Jankovah

Mensaje  Príncipe Demian el Sáb Mayo 10, 2014 10:19 am

La miro seriamente a los ojos, su respuesta es algo que si me sorprende, antes no lo habría hecho pero ahora... -La tarea es la misma para todas las opciones, y te daré la oportunidad de cambiar tu respuesta una vez que la tarea este cumplida, ante las opciones de quedarte a mi lado como mi compañera única, o tu libertad para que puedas seguir tu camino junto a quien has elegido bajo tu propia voluntad- lo ultimo lo digo como si dolieran aquellas palabras al pasar por mi garganta -Pero... si existe las mas mínima gota de traición... creo que no necesito repetirlo- por un momento pareciera que voy a explotar pero luego me calmo, no es necesario.

Rodeo la cintura de la mujer -La era ha cambiado querida, esta derrota me ha mostrado muchos caminos, tu estas en la mayoría de ellos... ahora será definitivo, mi reino se levantara opacando la luz del egoísta de mi hermano...- hablo con mucha mas confianza ahora.
Bajo la cabeza ante las palabras de Trixy pero mi mirada se mantiene firme ante sus ojos profundos -No quiero que nadie mas toque a mi hija, solo tu... el resto de las manos están sucias y no están a la altura, si te mantienes, seras su madre... ella te necesitara, que se forme como tu ya sería un sueño cumplido- sonrió ya imaginando a Nahia en un futuro junto ha esta perturbada pero ganadora familia, el pueblo tendrá que rendirse ante su nueva líder, la cual sera criada por dos estrategas oscuros.
-Sairon es el que mas se escapa de sus deberes, quiero decir con esto que se extralimita, quiero... que el se encargue de Melissa, quiero... que abuse de ella, quiero sentir ese aroma de dolor mezclado con la humillación, después yo terminare el trabajo... imagina el rostro de mi hermano cuando se entere de como murió el amor de su vida... aunque... quizás ya no sea el amor de su vida, pero una cosa así no se olvida, estoy seguro que todavía existe algo y será eso lo que se convertirá en dolor para el- casi me voy a otro plano de proyección imaginando todo eso, pues soy vengativo y disfruto con el plan y los hechos sobre lo mismo.

-Tu tienes tu lugar ganado, a nadie confiaria mi hija... a NADIE... eres la indicada, mi corazón si es que fue lo que sentí cuando ella estaba cerca, ahora es una piedra desvalorizada que espero poder arrancarme algún día y ojala fuera con mucho dolor para evitarme tener que volver a pasar por eso, no te ganas el lugar por traer a mi hija, y eres a la única que puedo ofrecer libertad, pues has sido creada de un modo distinto al resto, si yo muero... todos mueren, pero puedo romper el lazo que nos une- Eso no lo sabía hasta hace muchos años atrás cuando hice una consulta a jankovah.
-Confió en ti, es fácil confiar cuando se tienen las cadenas firmes del otro extremo, y aunque se que cualquiera puede elegir otro camino, aun sigo confiando... tengo una manera extraña de expresarme en ese sentido, ya deberías saberlo- respondo juntando mi frente con la de ella, pero no la miro a los ojos si no que los mantengo abajo, como si mi mente ya comenzara a viajar hacia otro lado -Te seré fiel en cuerpo, alma, y pensamiento... aunque no sienta nada, aunque me encuentre congelado, aunque las llamas me derritan...- entierro mis dedos sobre su cintura, nuestros cuerpos están tan pegados que parecen uno solo -Ayúdame a volver, necesito ir para poder interrogar a un Sa-ba o al patriarca de los Gnomos para que me ayude con las profecías, Jankovah murió, y en sus escritos esta la respuesta de como derrotar a Philippe, tengo las armas pero necesito el manual de construcción...- beso los labios de la mujer hablando en cada espacio que nos damos para respirar -Philippe seguro mantendrá los puntos de energía de los portales cubiertos, en mi castillos en los subterraneos de tortura mas profundos, hay un punto solo yo se que se encuentra ahí, pero esta débil... necesitaras de mucha energia para abrirlo, necesitaras muchas muertes y sacrificios con los seres mas cargados de energia, te llevara tiempo lo se... sobre todo cuando te toque entregar la sangre de un Guardián y los mas poderosos se encuentran aquí en la tierra, pero seguramente no han enviado mi hija sin protección, como no querrás dañar a Cronotheius, te queda entre la Guardiana de la tierra o del agua, uno de ellos seguro regreso  a Dhutopya- luego una sonrisa comienza a verse en mi boca, una imagen ha llegado a mi cabeza, una nueva idea -Esperemos que sea la Guardiana, se que te prometi fidelidad pero necesito hacer esto... ocuparas la sangre suficiente de esa Guardiana, la dejaras ahí con la energia suficiente para poder patalear, al cruzar me ocupare de
ella...-
muerdo mi labio inferior con fuerza, tener a esa guardiana será un trofeo
-Después de que termine con ella, podras tenerla como tenias a su hermano- mis labios bajan por su mentón, hasta su pecho -Cada uno tendrá su destino...- vuelvo a subir, haciendo un poco de presión logro que retroceda unos pasos hasta topar contra una gruesa y sobresaliente raíz que llega a la altura mas o menos de nuestras caderas, siento a Trixy sobre ella, colocándome entre sus piernas, aún con mi miembro erecto, porque estando ha su lado mi cuerpo reacciona instintivamente, lo rozo sobre su entrada, mientras la beso suavemente, con una mano en su nuca atrayendo su cuerpo mucho mas a mi, con la otra mano la sujeto de la cintura, mi falo poco a poco encuentra aquella abertura de placer, y esta vez no lo hago entrar de golpe aunque ahora es mas fácil, si no que solo le abro paso con la punta, sacándola y volviendo a introducir solo esa parte, poco a poco adentrando todo el resto, en aquella cavidad sedosa y cálida. Sobre sus labios suelto un pequeño gemido, comenzando a embestirla ya con mas fuerza, la misma mano que esta en su nuca la paso hasta adelante de su cuello para que se haga hacia atrás, asi con mis garras que han comenzado a crecer, la despojo de lo que cubre sus hermosos senos, inmediatamente pasando mi lengua por su pezón, incluso hago que todo mi rostro sea acariciado por este, es que la siento tan real que en la tierra la erección es evidente.  

avatar
Príncipe Demian
Soldado Oscuro

Virgo Búfalo
Mensajes : 116
DhutoPuntos : 2376
Reputación en Dhutopya : 0
Fecha de inscripción : 05/06/2012
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La profecía de Jankovah

Mensaje  Trixy el Dom Mayo 11, 2014 12:25 am

Se encoge de hombros, mirando a su alrededor, al caos natural que conoce y al que pertenece- Después de servirte, no creo que tenga una ciudad o un esposo que me espere. Me das la libertad, pero sospecho que libre, el único lugar al que pertenecería eres tú, después de esto -lo dice, porque eso es Cronos, su esposo, se ha unido a él por una ceremonia que no debe servir para los seres oscuros, pero Cronos así lo deseaba y no podía negarse a cumplirle ese deseo. Ahora, sospecha que ese gusto vivido sería un golpe para él ¿Cuánto tendría que golpearlo

Acuna el rostro de Demian entre sus manos, se le hace extraño porque antes nunca hubiese conocido ese gesto pero ahora le parece natural. Lo mira, sus facciones tan duras, marcadas por cada acto salvaje e impulsivo. Lo mira con ojo crítico, pensando en la bebe que habla, en una hija que ella nunca hubiese podido darle a él, ni a nadie. Simplemente recuerda que Cronos una vez le dijo eso, acoger un niño, rara vez pasaba, pero sería lo mejor. Ahora le da gracia que Demian le ofrezca lo mismo, una bebe que no solo es hija de él, sino de la patética mujer que Trixy despreciaba. Ironía, pero ¿Acaso ella podría criar un bebe? Por lo menos sentía que lo haría mejor que Demian, le parecía natural encargarse ella de un bebe que dejárselo a él- Sairon lo hará, aun si no lo desea, sabe que por su sangre corre mi veneno. Lo han estado mimando bien, a él tampoco le gusta Melissa, lo haría con desagrado, lo que sería más humillante para ella, eso te haría feliz, que ni su perpetrador la desee. -concluye, sin una pizca de maldad, solo lógica y estrategia. Bueno... tal vez si algo de maldad.

Ríe al escucharlo, tal vez otra se sentiría feliz, pero ella solo acaricia su cabello lentamente, casi nostálgica- Nosotros no podemos amar. La mejor declaración que puedes hacerme es jurarme que no me amarás. -pues solo una persona la había amado y quería que se quedara así. Como siempre, su rebelde existencia, su impropio ser, el hombre que le dijo una vez que lo que más deseaba era casarse con ella. Lo prefería así, que fuese el único loco capaz de amar a la muerte misma. No quería más trágicos pretendientes ni relaciones amorosas. Ella no se movía por ello, se movía como Demian hablaba, de lealtades, de estrategia, de poder... ese era su único idioma.

Lo siente besándola y su cuerpo se estremece, pero su mente esta despierta a lo que escucha, su misión, sus órdenes. Así que deja que su cuerpo se aferre a él, pero lo mantiene a raya para oírlo. Entrecierra los ojos escuchándolo, atentamente, aprieta sus labios para concentrarse pero lo que él le propone le cuesta no tomarlo. Siempre ha deseado a Cissa en su colección, toda su familia le ha pertenecido. Y ahora le cuesta pensar en irse  y no terminar su trabajo- Ascendieron a un nuevo Guardián que esta encaprichado con Otta... -aventura- Podría ser él y así Cissa no terminaría con posibles daños o debilidades. -piensa en voz alta- Te la daría igual, sana y salva. -lo mira- Ese Guardián es poderoso pero algo... débil de carne -recuerda, sonriendo de lado.

Todo él es una sensación diferente, lo observa con calculada curiosidad ¿Acaso le estaba ofreciendo que podía ser de otra manera a la que ella conocía? ¿Sin la macabra violencia y desinteresada forma? Lo siente besando su piel y entrecierra los ojos. Le es confuso, reconoce a su cuerpo estremeciéndose, erizando su piel bajo su cálido aliento, pero a pesar que sabe que esta diseñada para eso, para ceder, para aceptarlo siempre, sin lucha de su cuerpo, esta vez es una sensación diferente. No siente la furia, sino la confusión. Cierra los ojos por un momento, dejando que el aire entre por sus labios. Ella sabe que no puede escapar de él, ni que debe hacerlo. Peor aun, su cuerpo no huirá y su mente se confunde entre el futuro y lo que ocurre con él al tocarla. No puede evitar mirarlo, le encantaría preguntarle por qué lo hace de esa manera. Pero a cada sensación su cuerpo responde, gimiendo ligeramente hasta que entra en ella y el gemido es superior. Todo su cuerpo hierbe y se aferra a él, su cuerpo se queda suspendido y sus caderas se mueven a él. Lo besa antes de poder darse cuenta y lo hace de manera profunda, acariciando sus hombros y espalda, jadeando contra su boca al separarse, justo cuando entra del todo.

No entiende qué esta haciendo Demian. No comprende por qué lo hace, ya ha aceptado y acordado los términos, ha renunciado a todo y en lugar de usarla como es normal, esta ahí, haciéndola gemir a un ritmo despacio pero con mayores sensaciones, toca su cuerpo de una manera desconocida y la hace estremecer. Sus piernas se aferran a las caderas masculinas y sus brazos se cierran entorno a su cuello, separándose del árbol, con su cuerpo aferrado al suyo y sus caderas moviéndose hacia adelante y atrás, lentamente, sin subir ni bajar, solo prolongado la sensación. Es... una nueva tortura, una forma diferente de someterla, dejando que su cuerpo ondease contra el suyo, sintiendo su cuerpo húmedo y ansioso, buscando con sus labios los masculinos y volviendo a besarlo más veces de lo que nunca lo ha hecho. Pero eso es lo que su cuerpo quiere, besarlo, estrecharse contra él, mover sus caderas sugestivamente para que la tocara, para que la penetrara con capricho y la sostuviese firmemente. Eso quiere su cuerpo y Trixy se sorprende, porque no es una reacción sumisa natural o altanera como otras veces. Casi pareciera que Demian hubiese sabido desde siempre que forma tocarla para hacerla dudar hasta de lo que ella creía saber de si misma y de él. Siempre él.
avatar
Trixy
Soldado Oscuro

Mensajes : 120
DhutoPuntos : 2333
Reputación en Dhutopya : 2
Fecha de inscripción : 29/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La profecía de Jankovah

Mensaje  Príncipe Demian el Lun Mayo 19, 2014 5:23 pm

Todo se cierra en torno a nuestros cuerpos entrelazados, adornados por el ambiente tétrico y siniestro del momento, la oscuridad absoluta y los llantos de aquella mujer desvanecida, ya no es de mi atención, ahora solo mi proyección esta en Trixy aunque todo sea irreal, pero tenemos la capacidad de convertir lo imposible en realidad aunque jamás este cercano a ocurrir, el limbo de los desconocido, el ritual de lo inexistente, el rey de la entelequia.

Recorrer su interior humedo con mi verga es como el aroma del recuerdo, sin duda mi mente se vuelve mas fresca, si algo me faltaba ya apareció, todo esta claro y ella tenia las respuestas en todo momento, pero estaba tan ciego, tan poco vivo en lo profano que ahora es un nuevo renacer, incluso me siento mas puro que mi propio hermano monarca de la luminosidad. Lo que me despierta es el hecho de planear y ejercer mi cometido, probar y tantear los terrenos de la victoria, mas aún cuando las armas estan de mi parte, pero el ejercito de su parte pero sin las armas especificas un ejercito de millones puede perder ante unos pobres pocos hombres.

Miro a Trixy directamente a los ojos perdiéndome en su oscuridad, si allí estaba aquella nube de perdición característico de mis soldados, nuestros movimiento acicalan la dulce melodía de nuestros gemidos, me arrimo al arbol con mis manos cerradas en aquella rama apretando con fuerza, sosteniendo a Trixy con la presión de mis caderas contra el arbol, tratando de adentrarme mas en ella, rozando mi pelvis contra su sexo, pero una desconexion ocurre desde otro plano, se que si mantengo mi mente concentrada en su interior puedo perderme en ella desconociendo la realidad, por lo mismo no me he desconectado de la tierra, allí mi cuerpo sudoroso se estremece sobre esa cama provocando cambios naturales al interior de esa casa, lo que ha despertado la curiosidad de los que me rodean, una mezcla de miedo y fisgoneo que se han atrevido a golpear la puerta -¡No!- reclamo en el regazo de la mujer -No- repito pero esta vez murmurando ella atrae como el mas delicioso vicio, beso sus labios sin dejar que la respiración irrumpa, pero son esos golpes nuevamente que esta vez se escuchan por todo aquel ficticio lugar -No hay nada mejor que la cruda realidad que nos amarra los pies- sonrió, dedicandole una profunda mirada, he vuelto, he regresado pleno y lleno de energía, y el enchufe de todo eso fue ella.

Despierto de golpe sobre aquella cama vacía y ardiente, me encuentro agitado y se ve una segura erección que me indica el recuerdo de lo recién vivido mentalmente, nadie puede lograr algo asi a diferencia de Trixy, por unos momentos me siento calmado, pero a los siguientes golpes la ira incremente, con un solo movimiento de la mano acompañado de un grito -¡Que!- se abre la puerta de golpe golpeando a los de atrás, y sacando algunos cuerpos unos metros mas atrás, pero las hojas de jankovah me distraen y es una luz de esperanza para los individuos ya que si siguiera los asesino a cada uno de ellos, me levanto solo para cerrar nuevamente la puerta sin despegar los ojos de la escritura, antes de que Trixy finiquite sus tareas debo deducir los textos, la mas grande arma, el destino esta escrito aquí, después pasaria por la casa de Melissa a recoger cierto cuerpo abandonado.
avatar
Príncipe Demian
Soldado Oscuro

Virgo Búfalo
Mensajes : 116
DhutoPuntos : 2376
Reputación en Dhutopya : 0
Fecha de inscripción : 05/06/2012
Edad : 32

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La profecía de Jankovah

Mensaje  Trixy el Miér Mayo 21, 2014 9:12 pm

Lo nota en los ojos de Demian, mientras lo observa, ese extremo abandono y soledad, como si fuese una criatura única y perdida. Lo nota mientras la mira fijamente, mientras la trata tan diferente que ella misma lo desconoce y se aferra a él porque sabe que su cuerpo lo corresponde por naturaleza, más que por órdenes de ella misma. Pero aún así, es Trixy la que toma su rostro, la que lo mira como náufraga que es. Lo que desea es preguntarle tantas cosas sobre ella misma, pues se diferencia en exceso a sus hermanos y al mismo tiempo esta en la misma precaria situación que ellos. Pero su cuerpo no responde a eso, esta más concentrado en besarlo profundamente, su piel respondiendo en un placer prolongado, forzado a no concluir como penitencia personal, porque siente que si llegara a un clímax perdería su mente, lo único que le ha pertenecido.

La conexión se comienza a perder, escucha voces de fondo, ruegos, susurros y manos que no son las de Demian tocándola. Ella se sorprende, porque siente su entidad siendo estirada con violencia a una realidad que su mente ruega por volver pero que su cuerpo se niega, por lo que se aferra al príncipe- Te llaman... -murmura contra su boca- Me buscan... -admite, porque su cuerpo comienza a doler, a sentirse débil y agotado.


Y se despierta, de golpe, ahogando un grito al sentir varias manos sobre su cuerpo. Trixy se mueve rápidamente, aturdida, en la cama y mira a varias sirvientas angustiadas, volviendo a la calma al verla levantada. Pero el movimiento mareó a la mujer, quien se tomó de la cabeza, respirando entrecortadamente.

- Lleva casi dos días durmiendo sin despertar -anunció una de las sirvientas y notó un Sa-bas en la habitación, al cual Trixy fulminó con la mirada. No le gustaba esas criaturas, afectaban con su veneno su simple presencia, hervían su sangre.

- Sáquenlo de aquí. -ordenó, enderezándose en la cama, como si fuese un trono mismo. Y ahí noto, el camisón roto, rasguños en su piel, marcas rojizas sobre su escote, sus labios hinchados como si la hubiesen besado violentamente y un dolor en la entrepierna poco agradable- ¡Sáquenlo! -urgió y las sirvientes se disculparon con el Sa-bas, mientras luchaban por mantenerlo fuera. Pero Trixy notó, antes que se cerraran la puerta, que la criatura infernal sentía a Demian en ella- Estoy bien... -murmuró, recibiendo una copa llena de vino de una de las frutas más dulces de Dhutopya, sintió el líquido abrigarla pero todo su cuerpo se sentía como si... exactamente, llevase dos días sin alimento ni bebida alguna- Necesito ir al castillo -susurró, pensando rápido, armando los hilos velozmente y retirando otros.

-Han llegado noticias de que la Guardiana de la Tierra ha vuelto -comenta una de las sirvientas, pero Trixy sabía que no solo ella, sino Melissa y la hija de Demian.

Y eso le recuerda toda su misión, todo lo que debía hacer. Las opciones que tenía, la vida de sus hermanos en sus manos y su libertad a costa de perderlo todo. Trixy se levantó de la cama, desnuda y notó el grito ahogado de las sirvientas, ella misma se percató de que sus piernas tenían moretones y su piel estaba roja en varios lugares. En menos de lo necesario, se dejó bañar y limpiar, comió algo ligero y se dejó perfumar, pero ordenó que las heridas no fuesen ocultas. Las necesitaba como una declaración de que había sido real, de la prueba de su astucia y manipulación.

La mujer rechazó todo vestido y fue al armario, sacando una de las camisas de Cronos, se la puso encima que quedó hasta la mita de sus muslos, como un vestido blanco, ancho. La mujer tomó un cinturón de tela rojiza y lo amarró a su cintura para ceñir la camisa, haciendo un nudo a un costado de su cintura, se puso unas botas altas blancas y se puso el complejo collar que Cronos le dio en la fiesta de victoria de Philippe, años atrás.

Antes de salir de la residencia, miró el lugar, sintiendo que era la última vez que estaría ahí. Le hubiese gustado ver a Cronos, a quien le explicó la condición en que vivían las divas, pero al mismo tiempo no lo deseaba, porque prefería tener el recuerdo prolongado, agradable y lleno de placer que la despedida del guardián había implicado, meses atrás- Esposa de un guardián -susurró, escuchando lo ridículo que sonaba, lo valioso que había sido, lo carente de valor que era, lo valioso y lleno de significado que tenía.

Lo primero era ir al castillo, después... encontrar a sus hermanos, anunciarles su destino y los de su prole... oh, la prole de Sairon. La mujer solo sonrió de costado, sintiendo cada vida atada a su poder, sintiendo su propio e invisible reinado... y notando que no se comparaba ni se compararía a la ciudad que estaba abandonando.
avatar
Trixy
Soldado Oscuro

Mensajes : 120
DhutoPuntos : 2333
Reputación en Dhutopya : 2
Fecha de inscripción : 29/07/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La profecía de Jankovah

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.